Exposición, Minientrevista, Presentación -

Porque tú vuelves

Aquel día encendimos la radio y escuchamos atónitos que debíamos permanecer confinados en nuestras casas. Aquel sábado el mundo se detuvo y con él nuestro modesto mundo editorial. Aquel 14 de marzo teníamos una cita en la Galería Orfila para presentar junto a Ana López, su autora, el último Cuaderno Singular que habíamos editado en el marco de la Exposición "Los años locos". El porqué esa presentación no pudo llevarse a cabo es de sobra conocido así que, como podréis imaginar, estamos muy contentos de poder anunciar que este evento vuelve a celebrarse. 

"Porque tú vuelves" es el título de este Cuaderno Singular, un título que parece escrito a propósito para esta rentrée tan diferente. Aunque la intención de la autora al titular este trabajo era otra y así nos lo comentará en la entrevista, no deja de parecernos una bella coincidencia. 

Porque volvemos como vuelven todas las personas que trabajamos en este sector: con incertidumbres, con incógnitas, con mucha prudencia y con los dedos cruzados... pero volvemos. 

Y sólo "Porque tú vuelves" todo cobra sentido.

Te invitamos a leer la entrevista con Ana López y a asistir a la inauguración de la Exposición "Los años locos" y presentación del Cuaderno Singular "Porque tú vuelves", el próximo lunes 14 de septiembre a las 19:00 (inauguración escalonada también los días 15 y 16 de septiembre) con todas las medidas de seguridad que exige la Nueva Normalidad y con toda la ilusión que siempre ha acompañado nuestros proyectos. 

¡Ven! La Cultura es Segura

 

 

"Porque tú vuelves" parece un título hecho a posta para esta vuelta tan atípica pero el título del libro se refiere a otras inquietudes ¿Qué has querido reflejar con él?

Sí, es verdad que visto desde este momento parece hecho a propósito, pero el título del libro "Porque tú vuelves" nace de una reflexión irónica sobre el eslogan publicitario de un producto financiero, en concreto una tarjeta de crédito. Me llegó por correo la publicidad y me llamó mucho la atención la cantidad de páginas que ocupaba el contrato, lleno de condiciones y amenazas en casos de impago, y escrito en una letra minúscula y tan apretada que era casi imposible leerlo. De manera que es habitual que cuando finalmente aceptamos y firmamos ese tipo de contratos lo hacemos un poco a ciegas, con la inquietante sensación de saltar a un precipicio con los ojos cerrados. Me pareció irónico que el eslogan publicitario fuera la frase Porque tú vuelves. También me interesó mucho la textura visual del propio texto, tan abigarrado, por eso es uno de los materiales que utilicé en los collages recogidos en el cuaderno. 

De forma más general se refiere a las situaciones que nos superan, que no comprendemos o nos sentimos incapaces de intentarlo, de tantas ocasiones en que nos mienten y nos engañan, tantas trampas en las que sin remedio volvemos a tropezar y caer una y otra vez. 

 

En la exposición podremos ver los originales de los collages recogidos en este cuaderno. Son trabajos delicados y minuciosos que agrupan diferentes texturas, colores y materiales. ¿Qué te hizo decantarte por este formato?

Llevo muchos años investigando y expresándome a través del collage y las técnicas mixtas mezclando distintos tipos de pintura y de papel. Este formato surgió de una serie de collages muy coloristas en los que estaba trabajando con diferentes materiales, pero llegó un momento en que sentí la necesidad de limpiar, de sintetizar, evitar lo superfluo y quedarme con los colores esenciales que intensificaran la fuerza expresiva, negros y rojos puros, sobre un fondo de papel limpio. La atractiva textura visual del texto microscópico del contrato está muy presente en los collages. Los fragmentos grises de fotocopias pixeladas e intervenidas con disolvente aportan historias y pequeños misterios.

Adelántanos algo sobre las obras que podremos ver en la exposición.

La exposición Los años locos es una mirada pesimista e irónica a nuestro presente desde un futuro que tal vez no esté muy lejano, desde el que contemplaremos con horror que las políticas suicidas, el maltrato a nuestro planeta y otros acontecimientos ligados al “progreso” y a la economía, habrán dejado el mundo que conocíamos maltrecho y prácticamente irreconocible.

La historia se repite, el pasado amenaza y siempre vuelve. Se establece una relación entre el año 2020 y la década de los 20 del pasado siglo (de ahí el nombre de la exposición “Los años locos”), en la que la aparente prosperidad trajo consigo una tremenda crisis y empobrecimiento general, el auge de los fascismos y una guerra mundial. Incluso después de lo vivido desde marzo podemos añadir algo más que se repite, una pandemia cien años después.

En esa repetición de la historia, de ese pasado que vuelve y en el que tropezamos y caemos de nuevo, está la relación de las obras de Los años locos con la serie de collages Porque tú vuelves, que constituyeron el punto de inicio y campo de experimentación para desarrollar el resto de obras de la exposición, sobre todo en el color y la composición. Algunos de los cuadros se desarrollan directamente a partir de ellos.

Son cuadros trabajados sobre lienzo en técnica mixta y collage, en los que predomina la fuerza del papel desnudo negro y rojo. Los fondos pintados están llenos de colores que se intuyen y pugnan por aparecer pero están cubiertos por un gris que sugiere un aire irrespirable, contaminado, las cenizas de un mundo que agoniza.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora?

He terminado dos series de collages sobre papel y la maqueta de un libro, y ahora mismo estoy investigando y probando posibilidades para realizar collages tridimensionales.

 

 

Antonio Leyva Sanjuan, del equipo de Galería Orfila, también ha querido desvelarnos algunas de las claves de esta vuelta a la actividad.

Esta exposición no es la primera de la artista que acoge la Galería. ¿Qué es lo que destacarías del trabajo de Ana López y por qué lo elegisteis para formar parte de una nueva exposición?

Efectivamente, esta exposición es la quinta individual de Ana López en Galería Orfila, tras la primera que realizara, el año 2004. Hay, pues, una larga relación de esta artista con la galería; una fidelización que atañe tanto al público de la galería como a los numerosos clientes y personas interesadas en su obra, que han tenido así la oportunidad de seguir puntualmente su trabajo a lo largo de todos estos años. Una obra, por otra parte, en constante cambio y evolución, por lo que siempre una nueva exposición suya depara una sorpresa, avivando ese interés del público en cada ocasión, junto al hecho de ser fiel a sí misma, dentro del lenguaje de la abstracción contemporánea en investigaciones nunca agotadas, tal es el caso del collage, técnicas mixtas en combinación con la pintura, que dotan a su obra y trayectoria de una notable singularidad.

Orfila es una prestigiosa Galería con muchos años de oficio ¿Cómo os afecta esta situación y qué medidas estáis adoptando para adaptaros?

La galería se fundó en 1973. Han sido muchas las vicisitudes –las crisis – por las que, desde entonces, ha ido pasando, como han afectado y sucedido, por otra parte, al resto del circuito y el mercado del arte contemporáneo en este país, cuyos problemas se centran, en gran medida, en las carencias de un verdadero tejido o afición al coleccionismo y la falta de ayudas e incentivos en este aspecto de los entes públicos, como le ocurre, asimismo, a la cultura en general. Sólo queda ir sembrando y resistir, hacer programaciones expositivas sugestivas que interesen al público y logren conectar con nuestra contemporaneidad, que es el ámbito específico que corresponde a las galerías de arte. Si hay una receta mágica, probablemente sólo sea esta: la de defender un espacio de cultura pese al desánimo y la apatía incrementadas entre la ciudadanía estos últimos meses, pues es esta receta la que, anímicamente, nos puede ayudar a salir de ellas. Esperamos que este efecto sea beneficiosamente contagioso.

¿De qué exposiciones podremos disfrutar después de "Los Años Locos"?

A la exposición de Ana López siguen la de Juan de Barrientos, en octubre, que es la primera individual de este pintor realista en la galería, a la que seguirá, en noviembre, la de María Aparici, una pintora expresionista, expositora también habitual, desde hace varios años, en nuestra sala. Tenemos ya cerrada la programación de la temporada 2020/21, de la que forman parte estas tres primeras exposiciones que os comento, pero, si tenéis interés, podéis consultar la programación completa en la página web de la galería.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados